Cómo digitalizar tu actividad empresarial

Cómo digitalizar tu actividad

En los últimos tiempos, muchas empresas se han visto obligadas a digitalizar su actividad. Llevaban años oyendo hablar del tema, les parecía interesante, pero muy pocas se lo tomaban en serio o lo veían como algo necesario.

“Ya lo haremos cuando llegue el momento”, pensaban. Dejaban pasar meses y años.

Hoy en día digitalizar tu negocio es una necesidad. Hemos visto cómo existen factores externos a las empresas que ponen en jaque a cualquier negocio del mundo.

Solo se salvan de la purga un tipo de negocios: los negocios digitales.

Este tipo de negocios operan desde cualquier lugar, tienen empleados y colaboradores en varios continentes y no necesitan de un espacio físico para operar: ni tienda, ni oficina, ni fábrica ni despacho.

Por tanto, si eres una empresa offline, tienes que digitalizar tu actividad cuanto antes.

Digitaliza tu actividad con este diagnóstico empresarial

Para poder hacer este trabajo correctamente vamos a necesitar hacer un pequeño diagnóstico que nos diga cuál es tu punto de partida en estos momentos.

Esto es clave, ya que el plan de acción va a ser distinto en un función de las necesidades que tienes.

Te he preparado un pequeño test con el que puedes diagnosticar en unos minutos el estado actual de tu transformación digital, de la digitalización de tu actividad.

Está formado por seis parámetros muy sencillos que vas a tener que valorar de cero a diez. Al final, sumaremos la puntuación y veremos en qué situación te encuentras y qué tienes que hacer para mejorarla.

1. Presencia web

El primer parámetro para valorar el estado de tu transformación digital es tu presencia web. Quiero que reflexiones sobre tu presencia web, si hace poco que la has rediseñado, si llevas tiempo ya con una web semi obsoleta, si no estas orgulloso de ella…

  • Si no tienes web en estos momentos, ponte un uno.
  • Un cinco si no estás super super orgulloso de tu presencia y sabes que debías abordar un rediseño.
  • Un siete o un nueve si acabas de cometer un rediseño y crees que realmente la presencia que tienes en estos momentos está establemente transmitiendo el mensaje que quieres compartir con el mercado.

Cada dos o tres años hago un rediseño completo de mis webs y me parece un proceso absolutamente fundamental para seguir proyectando lo mejor que puedas al mercado.

2. Producción de contenidos

Segundo elemento. Piensa en la producción de contenido. Ya sabes que los contenidos son el nutriente necesario en el mundo digital. Es el que te permite generar visitas porque la gente consume estos contenidos.

Valora el estado actual de tu producción de contenidos.

  • Ponte uno si no produces ningún contenido.
  • Un tres si lo haces de forma esporádica.
  • Un cinco si lo haces en formato escrito una vez al mes.
  • Un siete si lo haces cada semana en formato escrito en un blog y además te grabas de vez en cuando en YouTube.
  • Y un diez si lo estás haciendo todo con podcast incluido.

3. Activos digitales

El tercer elemento a valorar es el de los archivos digitales que ya tienes construidos.

  • Si no tienes ninguno y solo dispones de una red de contactos muy pequeña ponte un uno.
  • Ponte un tres si cuentas con al menos 500.000 seguidores en Linkedin o Facebook
  • Un cinco si tienes una lista de correo además de estos contactos de Linkedin o Facebook de al menos 500 personas.
  • Ponte un siete si tienes una lista de suscriptores, emails cualificados de al menos 3.000 personas y además una lista de clientes de al menos 100 personas.
  • Y un diez si eres un influencer y superas las cinco cifras en redes sociales, en tu lista de correo y en tu lista de clientes también tienes más de 1.000 clientes.

Obviamente, cuantos más activos tienes construidos, más rápida será tu transformación hacia el mundo digital.

4. Capacidades digitales

El cuarto parámetro son las capacidades digitales, es decir, cómo de bien te sientes con el mundo tecnológico.

Tiene dos vertientes: tu capacidad de trabajar con herramientas técnicas, hostings, servicios SaaS que trabajas online; y la forma en la que te mueves, de forma más o menos natural, en redes sociales y las utilizas para aportar a tu negocio.

  • Si eres un negado y no te gusta ni la tecnología ni las redes sociales, ponte un uno.
  • Ponte un cinco, si más o menos te apañas.
  • Un siete si eres hábil con las redes sociales y además publicas tus cosas en tu propio blog.
  • Y un diez, si además de todo esto, eres capaz de programar, lo cual te hace un nativo digital completo. Te felicito, si es tu caso y te tengo mucha envidia.

5. Capacidad para aceptar los cambios

El quinto elemento que vamos a valorar es tu capacidad para aceptar los cambios. Ya sabes que el mundo digital es un mundo en el que las cosas están cambiando muy rápido, los ciclos de aparición de aparición de productos y tecnologías son cada vez más cortos.

Es un ritmo bastante frenético, el que tenemos que vivir con el mundo digital. Esto presupone que eres abierto a los cambios, haces inversiones en tu propia formación de forma regular, no eres soberbio y te dejas guiar, y, encima, te gusta aprender.

O puedes tener un pensamiento perfectamente opuesto: tienes mucho miedo a los cambios y te resistes todo lo que puedes.

Ponte una nota, de nuevo, de uno a diez. Diez, siendo: «Me encanta cambiar. Lo estoy haciendo de forma continua desde hace años».

Y uno: «Tengo muchísimo miedo y me resisto a cualquier cambio. No es fácil trabajar conmigo porque cuestiono todo».

Y a partir de ahí tienes toda la paleta de posibilidades de uno a diez.

6. Estado de digitalización de tu actividad

Me falta el último parámetro, el sexto parámetro, que es básicamente el estado de digitalización de tu actividad en estos momentos.

  • Ponte uno, si no haces nada en digital. Básicamente captas clientes con el boca a oreja y entregas en presencial.
  • Ponte un tres, si de vez en cuando, haces una reunión virtual. Ponte un cinco, si vendes sesiones online, horas de tu tiempo en digital.
  • Ponte un siete, si lo que entregas supera el 75% de tu facturación y estás captando clientes en digital.
  • Ponte un diez, si captas, entregas, y gestionas además un equipo remoto en digital.

Hay seis parámetros, seis notas posibles del uno al diez. Te muestro los parámetros para que les des una puntuación a cada uno, los sumes o obtengas el resultado final.

Digitalizar tu actividad empresarial en 6 pasos

Te dejo unos segundos para sumar estas notas. La puntuación máximo es de 60 puntos y la mínima de 0.

Comprueba el resultado sobre digitalizar tu empresa

Una vez que tienes el resultado del test, veamos en qué de digitalización te encuentras.

1. Estado de “obsolescencia autoprogramada”

Bueno, primer bloque: si vas de 0 a 20, básicamente estás, para mí, en un estado que llamo la «obsolescencia autoprogramada». Básicamente, eres un negado.

Seguramente no te crees mucho en el mundo digital, no te ves ni te visualizas, ni te gusta. Y ahí, obviamente estás frente un problema mayor mayúsculo, porque hoy te queda muy pocos años de trabajo o si tiene que estar todavía presente en el mercado durante 15 años, pues tienes un problema mayúsculo. Porque llevas años acumulando una deuda digital que en algún momento tendrás que saldar.

Acuérdate que los dinosaurios hasta el último momento han dominado el mundo y en proceso acelerado muy, muy corto han ido desapareciendo porque no estaban adaptados al nuevo mundo en el que se tenían que mover.

Con lo cual, toma tu decisión. Te deseo suerte. En esta situación, vas a tener problemas en los próximos años.

2. Convencido pero con retraso

Segundo rango de notas: de 20 a 40. Seguramente ya estás roncando y apostando más fuerte para tu proceso de digitalización. Es seguramente algo que se te resiste, tu nivel de inversión debe ser insuficiente.

Seguramente te resistes a contratar un mentor o a comprar programas que pueden acelerar tu transformación. Pero has entendido que realmente el futuro ya es hoy, el presente, y que tienes que adaptarte sí o sí a este nuevo mundo.

Con lo cual, te animo a acceder a tu transformación sí o sí. Y en empezar este proceso por una reflexión estratégica.

Seguramente, lo que más te bloquea en estos momentos, lo que más dispara todos estos miedos y sentimientos contrapuestos, es que no tienes una hoja de ruta clara de lo que tienes que ejecutar para llegar a tus metas en esta versión digital de tu actividad.

3. Knowmada Digital

Y tercer rango posible: todos los que ya viste tenías una nota de 40 a 60. Te felicito.

Básicamente te estás transformando poco a poco en nómadas digital. Cada vez estás apostando más por la venta de tu conocimiento a un público que puedes captar 100% en digital.

Y cada vez estás construyendo un negocio mejor, más rentable; un negocio que te permite rediseñar tu forma y tu relación con el trabajo porque tendrás más libertad y tendrás control de tu tiempo.

Ese negocio será capaz de escalar más en ingresos, sobre todo, si está explorando las posibilidades infinitas de la gente que hace servicios grupales, tipo coaching o consulting, y la venta de programas digitales o infoproductos.

Te felicito y te animo a seguir estudiando porque cualquier movimiento que haces para anticiparse a las masas, así que te estarás preparando mejor que los demás para la realidad dentro de unos meses o unos años.

Estos son los 3 niveles en los que te puedes encontrar a la hora de digitalizar tu actividad.

Si tu puntuación total ha sido inferior a 40 puntos, deberías apuntarte a esta masterclass gratuita.

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…