2 errores letales que no quiero que cometas en tu próximo curso online

Existen dos errores letales que no quiero que cometas en tu próximo curso online.

Ya llevo mucho tiempo acompañando a montón de personas a digitalizar su actividad en internet.

La mayoría de ellos empiezan vendiendo servicios.

Yo siempre lo que les recomiendo, empezar vendiendo servicio tipo freelance, tipo consultor o coaching.

Una vez que ya han pasado un montón de tiempo con sus clientes son capaces de identificar el patrón para crear un posible curso online.

 

El gran beneficio que puede generar un curso online en tu actividad

Ya que una vez que está hecho el curso, tan solo se trata de venderlo, y así poder ingresar más sin trabajar más.

Muchas personas están súper interesadas en desarrollar un curso online.

Pero encuentran un problema en el cómo se están preparando para lanzar su curso al mercado.

Entonces el primer error que no quiero que cometas, es crear tu curso sin conversar con las personas de tu nicho de mercado.

La mayoría de los creadores lo que hacen es tener una idea, enamorarse de su idea, y ponerse a crear.

A veces durante meses o años, si pensamos en la gente que produce un libro, ¿cuánto meses te puede costar crear un libro?

Crear un curso es lo mismo o peor, si en vez de crear un curso quieres crear un software, pues, va a ser aún mucho mayor la inversión que tienes que hacer en tiempo.

Todos estos procesos pueden ser efectivos siempre y cuando trabajes pegado a las necesidades de tu nicho de mercado.

Entonces lo que no quiero que hagas es, pensar en la idea de un curso, crear tu solo el índice de este curso, y ponerte a producirlo.

Esto es completamente inútil.

Lo que quiero que hagas es, hacer unas hipótesis para tu curso, pensar en un índice y ponerte a conversar con tu mercado.

¿Y cómo se hace esto?

Muy fácil.

Tienes que tener muy claro el tipo de clientes que quieres atraer a tu training, y tratar de hablar con ellos.

¿Cómo?

Pues, ofreciéndoles resolver los problemas que tienen.

Y a partir de ahí vas valorando con ellos.

Y si el índice de tu formación responderá a lo que son sus necesidades reales.

Entonces quiero que el proceso sea completamente interactivo.

Y no solamente en la fase inicial de diseñar el índice de tu training.

También debes ser un proceso interactivo la creación de tu training.

Con lo cual nada de enamorarte de tu idea y ponerte a crear durante meses.

Como dato, no sé si lo sabías, pero el 42% de las startup cierran porque básicamente han creado un producto que el mercado no necesita.

Con lo cual, el hecho de crear cosas que el mercado no necesita, es el factor número uno en el fracaso de las startup, con lo cual a ti también te puede pasar.

Por qué no debes construir tu curso antes de venderlo

El segundo error que no quiero que cometas es, construir tu curso antes de venderlo.

De nuevo lo que vamos a hacer es seguir los fundamentos de una metodología.

La idea es crear un prototipo antes de crear la versión definitiva de tu curso.

Lo único que necesitas para poder empezar a validar tu idea de tu curso, es una página de venta, muy sencilla en el que explicas a la gente lo que es el índice del training.

Pones un botón de compra y listo.

Obviamente esta idea te puede inquietar, pero es muy importante validar tu curso, es unos de los elementos fundamentales en la creación de tu curso.

Es tu propia capacidad de captar clientes y vender este curso.

Y esto hay que validarlo.

¿Por qué la gente te va a comprar un producto que no existe?

Básicamente porque vas a ofrecer un descuento muy importante.

El 50%, por ejemplo.

Y también porque vas a meter un pequeño grupo de usuarios, un grupo beta, 10, 15, 25 alumnos.

No quieras tener muchos más alumnos.

Con este grupo beta lo que vas a hacer es producir los materiales de tu training poco a poco.

Y cada sesión que hagas, vas a intentar sacar el mayor feedback posible.

Ver como ellos mismo han implementado los conceptos que has presentado en la sesión, con lo cual estas construyendo semana a semana.

Lo mismo que hemos visto antes, en el primer error, de no crear un curso sin conversar con el mercado.

Quiero que en la producción de tu curso también trabajes utilizando el feedback de los alumnos.

La primera versión de tu training es una versión beta que harás con máxima involucración por tu parte.

Siempre escuchando el feedback de la gente mientras adaptas el contenido.

Al final el contenido que ofreces en tu training es en función de las necesidades de tus alumnos.

Después de validar el curso, la versión siguiente para mí sería incorporar el concepto de una escuela online.

Incluso, acudir a un profesional para conseguir videos profesionales.

Así que como ves el proceso es un proceso en el que no tienes que producir, desde el minuto cero la creación definitiva de tu training.

Céntrate en escuchar que necesita tu cliente y crea el training perfecto para ayudarle.

 

Imagen Shutterstock

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…