5 pasos para tener claridad y foco a la hora de crear tu primer curso online

Si estás pensando en crear tu primer curso online, ¡estás de suerte!

Esta semana quiero hablarte de los cinco pasos que existen para tener claridad y foco a la hora de crear tu primer curso online.


Vamos a ver cada una de las etapas por la que vas a tener que pasar para crear tu primer curso online.

Por qué es una buena idea hacer una tormenta de ideas

Vamos a empezar como a menudo se empieza.

Con una tormenta de ideas.

En este primer caso, el propósito de esta etapa es únicamente la de plasmar en una hoja de papel todas las ideas posibles que puedas tener para tu próximo curso online.

Entonces, ¿en qué te tienes que fijar?

La primera pregunta, creo que la más importante de todas sería:

Si tuvieras la posibilidad de enseñar una cosa a un público, ¿sobre qué tema eligirías dar esta charla?

¿Qué temática te gustaría tratar?

Si fueras a escribir un libro, ¿cuál sería la temática sobre la que escribirías?

Estas preguntas te van ayudar a centrar tus pensamientos hacia cosas que podrían servirte para tu próximo curso.

Quiero que indagues también en tu recorrido profesional.

Quizá llevas años trabajando en el mundo de las ventas o eres profesional en una herramienta en concreto, por ejemplo: dominas Excel a la perfección.

O cualquier otra herramienta.

Estas son cosas interesantes.

Por lo que te aconsejo que realices una lista con tus principales habilidades.

Tus grandes competencias.

También por ejemplo, los softwares que controlas a la perfección.

También deberías pensar en experiencias vitales que has podido tener y que has logrado superar.

Por ejemplo, tengo el caso de una alumna que tenía un problema de tartamudez.

Lo ha superado y ahora se está exponiendo, haciendo videos en su canal de Youtube.

Es una historia de superación muy interesante.

Para terminar, también te recomiendo que mires en qué te gastas el dinero.

Porque es un buen indicador de tus centros de intereses y tus pasiones.

En esta etapa de la tormenta de idea, no filtres nada.

No estamos para filtrar, estamos para plasmar todas tus ideas y tener un montón de opciones disponibles.

Ahora que tenemos todas estas ideas, tenemos que clasificarlas de alguna forma.

Elige el tema que más domines

Para hacer esto, el criterio que te propongo aplicar, es el de centrarte primero en los temas que más dominas.

¿Por qué en estos temas primero?

La mayoría de los negocios digitales pasan por producir contenidos, con lo cual si necesitas documentarte diez horas antes de poder crear un video en Youtube o escribir un post para tu blog, no te compensa.

Lo ideal es poder hablar de temas que domines.

Así será mucho más fácil aprovechar contenidos.

Si damos un paso más allá; tu negocio tiene que atender al cliente.

Tus clientes van a tener problemas, te van a hacer preguntas y obviamente cuanto más sepas sobre los problemas de tus clientes, más fácil te será de hacer tu trabajo.

Con lo cual, céntrate primero en los temas donde realmente eres capaz de aportar un valor para tus clientes.

Crea el negocio que te haga feliz

Creo que nadie debería montar un negocio por un tema alimenticio.

Sobre todo si está haciendo un proceso de reinvención profesional y tienes 40 tacos o más.

No te corresponde crear una actividad digital en la que te vas a aburrir como una ostra.

Creo que la mayoría de los millenials, tienen claro que quieren disfrutar en su trabajo.

Esto me parece un propósito completamente aceptable, respetable y deseable.

Ahora lo que vas a hacer es poner una nota, por ejemplo, del uno a cinco sobre cómo de mucho te interesa y te gusta esta temática.

Así podrás conectar con tus pasiones y tus gustos.

Esto es un plus.

Al final, si tú te diviertes en tu negocio, esto también se contagia a tus clientes.

Si te aburres en tu negocio, también se contagia.

Con lo cual no te conviene elegir un tema, únicamente porque creas que es un buen tema.

Ni porque va a ser rentable sacar, por ejemplo: sobre criptomonedas; o una tontería como esta si a ti no te gustan estos temas.

Hiperespecializa tu oferta

Ahora, ¿qué tenemos que hacer?

Vamos a poner un foco láser sobre las posibles temáticas.

Tan sólo deberías tener dos o tres opciones para elegir.

Y ahora vamos a tratar de realmente afinar la temática.

Porque de nada sirve sacar un curso sobre marketing digital o sobre marca personal..

Ya existen muchos cursos como estos.

Los cursos que mejor funcionan son cursos hiperconcretos que tienen la capacidad de resolver un problema pequeño y agudo en un nicho de mercado.

Con lo cual vamos a tratar de pensar:

¿Cómo podemos hiperespecializar nuestra propuesta?

Entonces puedes pensar en dos cosas:

Primero, una especialización sectorial.

Siempre es interesante adaptar tus contenidos a tu sector porque de esta forma te vas a hacer mucho más fuerte en tu nicho de mercado.

También deberías pensar en el problema exacto que vas a resolver.

Una buena herramienta para hacer este trabajo es preguntarte: «Terminando el training conmigo, ¿qué habrán logrado mis alumnos? ¿Cuál es el resultado final que ellos van a conseguir?»

Por ejemplo, en uno de nuestros trainings, “Clientes Premium Bajo Demanda”, trabajamos con nuestros alumnos en crear un sistema 24*7*365 que permite cualificar a clientes que captamos en internet a través de publicidad en Facebook.

Después realizamos una sesión estratégica, que es una llamada en el que ayudamos al cliente y al final hacemos una propuesta de servicios o colaboración.

Esto permite a la gente tener un flujo de prospectos cualificados todas las semanas del año y obviamente captar clientes todas las semanas del año.

Con lo cual, el resultado sería este:

Construir un sistema que permite atraer, convertir prospectos de forma consistente mes a mes.

Es fundamental hacer este ejercicio pensando en qué van a lograr los alumnos al terminar el training contigo.

Supervisa cada paso

Este último paso es un chequeo más que otra cosa.

Lo que quiero que hagas ahora que tienes claro tú temática, es que te preguntes si ya sabes todo lo que pretendes ofrecer a tus clientes en este training.

Necesitas que los alumnos de tu training consigan resultados.

Necesitas ser más exacto.

Sé que es difícil, porque no tenemos el índice detallado del training a estas alturas.

Pero aún así, deberías preguntarte si crees que los tres o cuatro módulos que vas a abordar en este training, es algo que controlas perfectamente y no necesitas preparación.

Esto sería identificar los puntos de tu training.

Y si así son completamente necesarios para que tus alumnos consigan resultados que esperas.

Te aconsejo que en vez de crear muchos cursos, yo veo que es mucho mejor crear un único curso que aporta un montón de valor a las personas de tu nicho de mercado.

Espero haberte ayudado con este post y que te pongas en marcha para crear tu primer curso online.

 

 

Imagen Shutterstock

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…