Cómo tener claridad mental

¡Puntúa este artículo!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Una de las claves de los negocios y líderes que tienen éxito radica en la claridad mental. 

Se trata de personas que tienen clara su estrategia, unos objetivos marcados y van a por ellos con el foco puesto en lo que deben hacer en cada momento.

Si la mente no está clara, difícilmente se tomarán decisiones de forma ágil y resolutiva, porque se estará inmerso en la confusión.

¿Qué es la claridad mental?

Hay una cuestión que debes saber: el cerebro nos hace trampas y siempre intenta ahorrar energía. Y le resulta más fácil tomar decisiones a la ligera que imaginar e idear nuevas maneras de hacer las cosas.

Pero enfocar la atención nos permite centrarnos en el momento y crear espacios para idear y planear, crear estrategias.

Y la claridad mental se basa en eso, en enfocar la energía en lo que se desea conseguir en cada momento, sin dispersarse ni perder el tiempo ni los recursos.

Para enfocarse de forma adecuada la clave es la sencillez, la simplificación. Simplificar las cosas ayuda al cerebro a tomar decisiones de forma ágil, a ser efectivos y resolutivos.

La simplificación hace que el abanico de posibilidades ante cualquier elección o decisión se reduzca. Y esto no agota al cerebro.

Si te fijas en grandes líderes, como por ejemplo Steve Jobs, hay una característica que destaca en todos ellos: la sencillez.

Lo apreciamos hasta en los pequeños detalles, como la vestimenta. Steve Jobs siempre aparecía en público con sus vaqueros Levis´, sus camisetas negras y sus zapatillas New Balance.
¿Crees que lo hacía por pereza o por falta de pulcritud? No, ni mucho menos. Lo hacía por simplificar. Ese atuendo le resultaba cómodo y hacía que el vestirse fuera un proceso automático, en el que no gastaba ni tiempo, ni energía.

Y esa energía la enfocaba en otras cosas.

Parece que en este mundo de excesos, de saturación y sobre información sobre todo esto es una actitud poco menos que arrogante.

Pero es, en realidad, la clave.

Para conseguir claridad mental las acciones debemos desarrollarlas en dos aspectos: entrenar nuestra mente para seleccionar los pensamientos positivos y trabajar para aprender a enfocar la atención.

Ventajas de la claridad mental

La claridad mental es un factor mental que calma y serena los pensamientos disminuyendo las perturbaciones mentales. Alcanzar un mayor grado de claridad mental te permite enfocarte en aquello que desees con mayor precisión y disfrutar plenamente de ello, sin interferencias.

Y así ofrece numerosas ventajas:

  • Capacidad para centrarse en las diferentes cuestiones.
  • Fijar objetivos concretos y centrados.
  • Ser ágiles tomando decisiones.
  • Filtrar los pensamientos que nos llegan continuamente.
  • Resolver problemas de forma efectiva.
  • Ahorrar tiempo.
  • Ser más productivos.
  • Añadir valor.
  • Contribuir al sentido y significado.
  • Hacer la vida más fácil.
  • Disfrutar de cada momento y de la vida.
  • Como consecuencia, aumentar la facturación y los ingresos.

No puedo pensar con claridad

A menudo, cuando estamos saturados, no somos capaces de pensar con claridad y tomar decisiones.

Los pensamientos no paran, pero debemos aprender a dominarlos.

Esos pensamientos generan emociones y sensaciones, que luego convertimos en palabras y moldean nuestras acciones y comportamientos.

A menudo, cuando estamos saturados, nuestro nivel de ansiedad y nerviosismo se dispara. Y actuamos de forma apresurada y atropellada. Incluso hablamos y tratamos mal a otras personas, saltando a la mínima.

Tener cientos de cosas que hacer a la vez no permite pensar con claridad. Por eso es tan importante trabajar de antemano estas cuestiones, para ser capaces de tomar conciencia de nuestros pensamientos. Pensamientos que convertiremos en creaciones.

Porque cada uno de nosotros creamos nuestra propia realidad: lo que vivimos es la consecuencia de lo que pensamos, de cómo percibimos la realidad.

Es por eso que resulta importante hacer el ejercicio consciente de enfocar nuestros pensamientos precisamente en lo que deseamos construir, en lo que queremos ser.

Cada uno de nosotros somos los responsables de generar claridad mental, para enfocar nuestra atención en pensamientos que nos aporten energía.

Te insisto una vez más en las bondades y beneficios que la meditación te ofrece para conseguirlo.

Cómo tener claridad mental en 4 pasos  

Seis son las claves para recuperar la claridad mental en momentos necesarios, que se basan en:

  • Buscar momentos para estar en silencio y serenar la mente. Meditar.
  • Observar nuestros pensamientos.
  • Filtrar los pensamientos que llegan del entorno: seleccionar lo que vemos, lo que consumimos, lo que leemos… Buscar el equilibrio con cosas que nos hagan disfrutar.
  • Ser agradecidos. Llevar un registro de las cosas buenas que a diario nos suceden es un buen ejercicio para darnos cuenta de los motivos que nos hacen seguir adelante.
  • Buscar lo positivo para entrenar el cerebro en cosas buenas y generar estímulos positivos.
  • Sonreir.

Para lograr utilizar la mente a nuestro favor y conseguir claridad mental cuatro acciones nos pueden ayudar.

1 Escoger un pensamiento positivo que sirva de ancla

Cuando nos aborden momentos de confusión, una buena forma de hacerles frente es utilizando un pensamiento que nos sirva de protección, para ahuyentar la idea negativa que nos acecha.

Conoce más sobre cómo convertir los pensamientos negativos en positivos.

2 Tomarse un tiempo para definir cómo empezar el día

Los primeros momentos al levantarnos son decisivos para disponernos a enfrentarnos al resto del día. Por eso es importante empezar el día con energía renovada y centrarse en pensamientos estimulantes.
Igualmente, también es importante comenzar el día tranquilo, con planificación y de una forma relajada.

3 Enfocarse en las cosas de una en una

La planificación es básica para llevar el día adelante y ser capaces de ir cerrando las tareas. Empezar varias cosas a la vez no es una buena estrategia, porque terminarán acumulándose. Como consecuencia, se tiende a hacerlas apresuradamente para cerrarlas y genera insatisfacción y sensación de no haberlas rematado bien.

4 Liberar la mente

Escribir listas, tomar notas, apuntar… Estas pequeñas acciones ayudan a que esas tareas salgan de nuestra mente y las tengamos organizadas y planificadas. 

El cerebro se libera de la carga de tener que recordar todo y además se podrán ordenar y priorizar las tareas.

Acerca del autor de esta entrada,

Amaia Ocerin

Acerca del autor de esta entrada,

Amaia Ocerin

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…

¿ERES COACH O CONSULTOR Y TIENES PROBLEMAS PARA CAPTAR CLIENTES?

Descubre el sistema premium de Clientes Bajo Demanda:

Convierte tus conocimientos en un negocio de 6 cifras

Genera un flujo de clientes previsible mes a mes

Empieza a elegir a tus clientes

Deja de vendes horas y haz escalar tu negocio