El extraño beneficio que ha traído la meditación a mi negocio

Esta semana, vamos a cambiar un poco sobre lo que os he ido contando en las últimas semanas.

Hoy quiero contarte por qué medito.

Cómo lo hago y el extraño beneficio que ha traído la meditación hacia mi negocio.

Te lo cuento todo en este video y en este post.


La meditación.

Para mí se resume en dos cosas, la meditación te permite tener pensamientos claros.

Este es el primer beneficio que veo de la meditación.

También, te permite tener un mayor control sobre tus pensamientos.

La mayoría de las personas no tienen consciencia de cómo funciona nuestro cerebro.

Con lo cual es muy fácil estar disperso.

Arrancar el día contestando emails y que esto te atrape al final dos o tres horas.

Empezar a navegar diciéndote: «Voy a navegar cinco minutos en internet para relajarme» y al final dos horas más tarde sigues viendo vídeos de gatitos en YouTube.

¿Por qué? Pues justamente porque no tienes consciencia de cómo funciona tu cerebro.

Y esto es lo que te permite la meditación.

Cuando meditas llegas a entender mejor que dentro de nuestra cabeza pasan un montón de cosas y que si no eres consciente de todo lo que pasa ahí dentro, es probable que al final no sepas controlar muy bien tus pensamientos.

Acuérdate que el pensamiento es nada más que el nacimiento de unas palabras y estas palabras se transforman en actos.

Con lo cual, es especialmente importante saber poner el foco en lo que estás haciendo.

La cuestión principal es saber dónde poner el foco.

Esto es claridad.

Luego debes tener la suficiente disciplina para mantenerte y así realizar la meditación día a día.

Si entiendes la meditación como estas dos cosas, más claridad y mayor control sobre tus actos y pensamientos, es exactamente lo que requiere también un emprendedor.

Si te fijas bien la falta de claridad en los emprendedores genera confusión y complejidad.

Además genera agobio y agotamiento.

Esto tiene que ver con no ser consciente de cómo funciona tu cerebro y al final te pasas ocupado todo el día.

Tienes la impresión de tener cada vez más cosas por hacer y que al final no produces realmente las cosas que transforman tu negocio.

Si tienes estas sensaciones, creo que ha llegado el momento para ti de empezar a meditar.

Ahora quiero explicarte cómo medito.

Y vas a ver que es súper sencillo.

No utilizo ninguna app, nada complicado.

Esto es tan solo un proceso que ejecuto de forma sistemática todas las mañanas.

Me suelo levantar alrededor de las 6:15 de la mañana, suele ser mi hora.

Me levanto a asearme y luego vuelvo a la habitación y empiezo a meditar.

Intento colocarme en un rincón donde esté cómodo, con la espalda recta.

De hecho, tengo un apoyo para la espalda, porque como medito bastante tiempo si no tengo este apoyo sobre la espalda llego a sentir dolor en la zona.

Me apoyo un poco e intento tener la espalda recta y empiezo a respirar.

Cierro los ojos y me centro en la respiración.

Y siento como el aire entra y sale por la nariz.

Empiezo a poner el foco en la respiración.

Comienzo haciendo un escaneo de mi cuerpo, poco a poco, como si estuviese pasando por una máquina de rayos láser, centrándome en cada parte de mi cuerpo.

Pongo el foco en esto.

De vez en cuando veo cómo mis pensamientos empiezan a divagar.

A menudo cuando medito me doy cuenta que aunque esté centrado en mi respiración y en mi cuerpo, mi mente te lleva para otra.

Cuando detecto que me disperso, trato de entender por qué están pasando estos pensamientos, y trato de volver hacia lo que estaba haciendo, que es escanear mi cuerpo poco a poco.

Mucha gente cree que meditar es tener la mente en blanco.

Nada de esto.

La mente nunca está en blanco, nunca jamás.

Meditar te permite de alguna forma salirte de tu propio cuerpo y observarte.

Esto te va a permitir conocer y procesar algunos temas que seguramente llevas por dentro y que no has resuelto del todo.

Entonces completo esta meditación.

En terminar de hacer el escaner de mi cuerpo suelo tardar unos 20 ó 25 minutos.

Después continúo con un ejercicio de respiración para potenciar mi energía.

Es un ejercicio de respiración común.

Se divide en cuatro fases, la primera fase es inspiración, inspiro a fondo durante cuatros segundos, aunque sobre los segundos puedes tener algo más de flexibilidad, pero la idea es inflar los pulmones de aire durante cuatro segundos.

Retener durante cuatro segundos y luego expulsar el aire que tienes en los pulmones.

Este tipo de respiración te va a permitir liberar tensión y central la energía para poder empezar el día.

Cuando termino con esto, termino agradeciendo a mi cuerpo, a la vida por ofrecerme un día más, a mi familia, etc.

La idea de esto es poder arrancar el día de forma súper positiva.

Si nunca has meditado, no tienes que hacer este ejercicio tan largo como el mío.

Ya que progresivamente irás invirtiendo más tiempo en la meditación.

Poco a poco disfruto más de este ejercicio y me tomo más tiempo.

Así que te aconsejo que empieces y lo hagas en un menor tiempo y poco a poco vayas aumentando el tiempo de meditación.

Lo que si es necesario para que percibas beneficios, es que hagas esta actividad de forma sistemática, al menos durante 30 días.

Así vas a poder ver de forma muy clara los beneficios de esta práctica.

A medida que he ido meditando, he visto también cambios en mi dentro de mi negocio.

Me he sentido mucho más tranquilo a la hora de resolver un problema y a la hora de centrarme en el trabajo.

Esto también es un beneficio indirecto de la meditación.

Y ahora quiero hablarte del extraño beneficio que ha introducido la meditación en mi propio negocio.

Primero de todo, me siento mucho más centrado y mucho más tranquilo frente a todos los acontecimientos que pasan por mi negocio.

Y esto es de agradecer, y además creo que mi equipo también agradece de verme, más calmado, gracias a esta práctica.

Del gran avance que sí he notado, es del tiempo que soy capaz de trabajar en un estado profundo.

Trabajo con una atención plena sobre lo que estoy haciendo.

Es fundamental tener la capacidad de encerrarte por ejemplo dos horas, completamente aislado del mundo y de tener la capacidad de producir un montón de material para tu negocio.

Este es el primer beneficio en mi negocio que he visto desde que practico la meditación.

También me encuentro mucho más centrado en cosas importantes.

Resulta que a partir del momento en el que empecé a meditar, los ingresos han empezado a crecer poco a poco.

Es un beneficio colateral de la meditación.

Consigues tener mayor claridad sobre lo que es importante en tu negocio en cada momento, y que al final tienes más disciplina para resistir a las dispersiones externas.

A nivel personal, meditar también me ha centrado y me ha tranquilizado.

Sin duda alguna, creo que es necesario tener momentos para ti, para dedicarselo a tus pensamientos, a tus preocupaciones…

Es algo fundamental.

Creo que de la mayoría de las personas pasan la vida siempre ocupados para no pensar.

Pero justamente hay que hacer todo lo contrario.

No se puede estar completamente ocupado todo el rato.

No se puede tener una agenda de ministro.

Creo que es fundamental e interesante tener momentos en el que estés sin hacer nada.

Solo centrado en tu propia persona para tratar de resolver asuntos que puedes tener pendientes.

Y por esto mismo que te he contado, sigo realizando cada día mi meditación.

Es cierto que no es algo que trae beneficios de la noche a la mañana.

Necesitas constancia para hacerlo.

No necesitas ninguna App.

No es complicado, y es algo que puedes empezar mañana mismo para comenzar a tener beneficios.

Así que espero que tras leer mi experiencia con la meditación, te animes a probarlo y a hacer esta práctica parte de ti.

 

 

Imagen Shutterstock

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…