Coaching grupal, la mejor metodología para tus trainings

Coaching grupal
¡Puntúa este artículo!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Tus sesiones de coaching son de calidad. Das un servicio excepcional, personalizado.

El problema es que te lleva demasiado tiempo. Además, las dudas se repiten y tienes la sensación de trabajar en balde repitiendo lo mismo como un loro.

¿No sería mejor ofrecer tus servicios en grupo?

Sí, esto es posible: se llama coaching grupal.

Esta metodología de trabajo no solo supone un ahorro de tiempo y esfuerzo para ti, sino que supone la creación de sinergias entre tus clientes.

El coaching grupal se rige por el aprendizaje colaborativo.

¿Qué es el coaching grupal?

El coaching grupal consiste en la interacción del coach con un grupo de personas.

Se propone un tema y se dialoga sobre él. El coach conduce y modera la charla.

A diferencia del coaching de equipos, los participantes no tienen por qué conocerse entre sí.

El primero se realiza entre compañeros de trabajo, mientras que el segundo se realiza entre clientes que, a priori, no tienen nada en común.

NOTA: te animo a conocer las diferencias entre coaching vs mentoring.

¿Para qué sirve el coaching grupal?

El coaching grupal sirve para trabajar la situación personal de cada uno en compañía de otras personas, lo que permite escuchar a los demás y aprender con ellos.

Como coach, esta metodología supone desarrollar las competencias de gestión de las emociones colectivas para generar espacios de aprendizaje.

Para el usuario, el coaching grupal fomenta el desarrollo de la empatía.

¿Qué beneficios tiene el coaching grupal?

El coaching grupal posee numerosos beneficios:

  • Mejora las relaciones interpersonales: el hecho de participar en una sesión grupal hace que tengas que relacionarte con otras personas.
  • Ayuda a superar las barreras mentales: ver cómo otras personas avanzan te ayuda a derribar tus barreras mentales.
  • Favorece el sentimiento de pertenencia a una comunidad: todos necesitamos sentirnos parte de algo. Forma parte de nuestra naturaleza.
  • Te conecta con tu motivación intrínseca: gracias al autoconocimiento y al compartir tus emociones, descubres tus motivos más profundos, los anhelos de tu corazón.
  • Potencia tu confianza: conocerse a uno mismo lleva a apreciarse más y aprender a tener más confianza.

El coaching grupal fomenta el autoconocimiento y mejora las relaciones interpersonales, lo que se traduce en un mayor bienestar personal.

Este avance tiene su repercusión en los diferentes ámbitos humanos: familia, trabajo, amistades, etc.

Cómo hacer un programa de coaching grupal

Para hacer coaching grupal debes seguir estos 5 pasos:

1. Crea un grupo de trabajo

Lo primero de todo es crear un grupo de entre 6 y 12 personas al que puedas acompañar en su proceso de aprendizaje colaborativo.

Si no es tu especialidad, contrata a un coach o facilitador que lo haga por ti.

Este grupo de trabajo desarrollará métodos, actividades y tareas concretas que sus miembros compartirán entre sí para maximizar el aprendizaje.

2. Prepara la temática a tratar

El coach tiene que preparar a conciencia la temática a tratar.

No solo debe dominarla a la perfección sino que debe buscar la manera de trocearla para explicarla de forma comprensible y amena.

Para ello, elaborará las diferentes actividades y dinámicas de grupo.

3. Elabora un planning o guión

Las sesiones no pueden ser una sucesión de improvisaciones, sino que requieren no solo preparar la temática sino también establecer un planning detallado de las actividades y dinámicas de grupo.

Cuanto más concreto sea, mejor. Tener una estructura sobre la que desarrollar el encuentro hará que se vaya al grano y se le saque un mayor provecho.

Además, establecer unas normas de participación, favorecerá la comunicación y el diálogo.

4. Convoca a los asistentes

Ya sea de forma presencial o virtual, los miembros del grupo deben ser convocados en un espacio y tiempo concretos.

Es muy importante que conozcan con antelación la fecha y que se tomen unos minutos de desconexión antes de asistir a la sesión.

Los asistentes actúan como coaches de los demás, por eso es recomendable hablarles de los valores de la escucha y el respeto en el email de invitación a la sesión.

5. Extrae conclusiones grupales

El facilitador debe preguntar a cada participante cuáles son las conclusiones de la sesión.

Para ello, puede hacer preguntas concretas o más abiertas, en función de lo que considere más oportuno o de cómo vea al participante en cuestión.

Es recomendable que anote las principales conclusiones y termine nombrando las conclusiones grupales del encuentro.

* * *

El coaching grupal es una herramienta de trabajo que permite potenciar el aprendizaje a través de las sinergias que se establecen entre un grupo de personas.

Para sacarle el máximo provecho, es necesario que un profesional cualificado (coach o facilitador) prepare las sesiones y las guíe.

La implicación de todos los participantes marcará la diferencia y lo convertirá en una experiencia transformadora.

Si quieres llenar tus sesiones de coaching grupal, haz clic aquí.

Acerca del autor de esta entrada,

Pablo Moreno

Acerca del autor de esta entrada,

Pablo Moreno

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…

¿ERES COACH O CONSULTOR Y TIENES PROBLEMAS PARA CAPTAR CLIENTES?

Descubre el sistema premium de Clientes Bajo Demanda:

Convierte tus conocimientos en un negocio de 6 cifras

Genera un flujo de clientes previsible mes a mes

Empieza a elegir a tus clientes

Deja de vendes horas y haz escalar tu negocio