Mentoring vs coaching, ¿Cuál es la mejor opción para ti?

Mentoring vs coaching
¡Puntúa este artículo!
(Votos: 4 Promedio: 5)

Mentoring vs coaching. Es el dilema de muchos empresarios.

¿Qué es eso del mentoring? ¿En qué se diferencia del coaching?

Se dice que, si quieres ir rápido, mejor ir solo. Pero, si quieres llegar lejos, deberías ir acompañado. La clave es elegir bien a tus compañeros de aventura.

O puedes ir de mano de un mentor. Alguien que ya ha logrado lo que pretendes lograr y te puede acelerar en conseguir lo mismo para tu propia vida.

Siempre desde la perspectiva de tu propia responsabilidad: eres tú el que debe hacer el camino.

El valor de no perderse cada dos días, ni desgastarse en tareas irrelevantes es inconmensurable.

Y el de cuidar aspectos de tu vida personal que impactan directamente a tu proyecto empresarial sin que tuvieras consciencia de ello.

En este post te doy la definición de mentoring y te cuento las diferencias entre el mentoring y el coaching.

¿Qué es un mentoring?

El mentoring, o mentoría en español, es una práctica que nace para transferir conocimientos de un mentor a su alumno, el mentoree.

El mentoring se podría definir como la relación que se crea entre una persona con experiencia y éxitos, y un alumno al que guía y aconseja para enriquecerlo tanto a nivel personal como profesional.

El mentor aconseja, enseña, guía y ayuda a su aprendiz en el desarrollo de sus capacidades y habilidades profesionales para aumentar sus posibilidades de éxito laboral en el futuro.

Se trata de una metodología práctica basada en la implementación y la experimentación, como fuentes únicas de validación de los aprendizajes. Un conocimiento no aplicado es una pérdida de tiempo.

Piensa en Matrix. Cuando Neo se descarga un programa para pilotar helicópteros o domar las artes marciales.

El mentoring es lo que más se acerca a este resultado sin la inmediatez de una película de anticipación futurista.

En general el mentor es más viejo que el mentoree. El mentoring no es táctico, es estratégico. La sabiduría nace de la experiencia. Tener experiencia requiere tiempo.

No obstante, no siempre es el caso. Hay varios aspectos que valorar a la hora de elegir un mentor

Mentoría para emprendedores: Objetivo 6 C, de Franck Scipion
En uno de los eventos presenciales de nuestras menorías, con Iago y Maca, de Ideandoazul.com

Mi actual mentor tiene 30 años, 20 menos que yo.

Pero su negocio factura 20 veces más que el mío. Entonces, él es más sabio en gestionar el caos que nace cuando los negocios escalan. Es el conocimiento que quiero que me transfiera en este momento.

Y en la mentoría, abordamos aspectos personales, estratégicos y habilidades transversales (mentalidad, liderazgo, etc…). Las tácticas corren a mi cargo y no representan más del 25% de la mentoría.

Detrás del mentoring nace la idea de que todos tenemos un potencial de crecimiento sin explotar, y que el papel del mentor es de canalizar la energía de su mentoree para acelerar la consecución de resultados.

Aunque en muchos casos, un programa de mentoring necesite años para realmente aportar un valor trascendental en la vida de las personas.

Nadie adquiere competencias y habilidades al instante, sin apenas esfuerzos, como lo plantean en Matrix.

¿Qué es el coaching?

El coaching es un entrenamiento de las habilidades de una persona a partir del autoconocimiento.

Un coach es el entrador y busca que la persona se conozca y confíe en sí misma. No acompaña al deportista sino que le da las herramientas necesarias para recorrer el camino.

Volviendo a las películas de ficción, Galadriel, la dama del bosque sería la coach de Frodo en el Señor de los Anillos.

Le invita a conocerse mejor y confiar en sí mismo pero no le acompaña en su peligroso camino por la Tierra Media.

El mentor sería Gandalf.

Mentoring vs coaching: las grandes diferencias

Volvemos al mundo real para enfrentar mentoring vs coaching.

Ambos conceptos comparten espacio y tienen técnicas y procesos en común.

En general, un mentor actúa de coach de vez en cuando pero un coach no tiene por qué actuar de mentor.

1. El coaching es más táctico, el mentoring más relacional

Existen básicamente tres grandes familias de coaching:

  • ejecutivo (carrera) o empresarial
  • de vida, emocional o personal
  • de salud o nutricional

Un planteamiento de coaching tiende a resolver un problema concreto: hablar en público, crear un funnel online, perder 10 kg sin dietas, positivar el estrés, etc.

El mentoring en cambio pone el foco en la relación entre dos personas, desde una perspectiva global: salud, relaciones, propósito, finanzas, trabajo, etc.

Es un proceso de autoconocimiento que debe partir desde la base de lo que uno pretende hacer en la vida.

2. El programa de mentoring es necesario

A la hora de realizar una mentoría, es estrictamente necesario diseñar un programa de mentoring.

De esta forma, se determina el propósito de la mentoría, el enfoque estratégico y la forma de trabajo interpersonal.

Por otro lado, el coaching no requiere de un programa elaborado, ya que se puede ejecutar casi de forma inmediata.

3. Duración del mentoring vs coaching

El mentoring necesita más horizonte de tiempo que el coaching.

El coaching al ser más específico produce resultados más rápido. Se centra en el ahora, el problema identificado y resolverlo, sin reflexión 360º.

El mentoring necesita más tiempo, para que un clima de confianza se establezca y la transferencia de sabiduría pueda ocurrir.

El mentoring no solo se centra en el ahora, si no que se proyecta al futuro.

4. El mentor se centra en la relación, el coach en la tarea

El mentor no se deja atar por la tiranía del presente sino que piensa en el desarrollo a medio-largo plazo de su mentoree.

Puede que esta visión más estratégica tenga consecuencias de forma transitoria en los resultados a corto plazo.

El coach se obsesiona con los resultados a corto plazo y la métrica de éxito al completar el proceso.

5. Quién enseña y quién aprende

El mentor enseña, guía y toma partido. El coach a menudo solo es un espejo.

Muchos clientes de coaching terminan cansados de recibir una pregunta como respuesta a su pregunta.

El mentor, en cambio, toma partido, recomienda, basándose en su propia experiencia y con la prudencia necesaria para hacerlo («Inténtalo, nunca se sabe; lo que he visto es aquello…»).

Si el coach ayuda a su cliente a encontrar las respuestas dentro de sí, con herramientas y técnicas de forma neutra; el mentor toma la iniciativa y determina lo que tiene que hacer el mentoree en cada momento.

6. El mentor es especialista

Un coach puede intervenir sin conocimiento sectorial previo. Siguiendo sus técnicas de coaching, puede conseguir resultados en muchas industrias distintas.

El mentor, sin embargo, es un profesional cualificado con larga experiencia en un sector y un modelo de negocio.

Además, el mentor debe abrir su red de contactos a sus alumnos. Para que esto ocurra, es mejor que el mentor haya acompañado el mismo target durante décadas.

En las mentorías empresariales, un buen mentor solo trabaja un modelo de negocio y un sistema concreto.

Nadie puede ser el mejor sherpa del mundo en todas las montañas de la Tierra. En cambio, sí que puedes ser el nº1 en tu montaña.

7. El mentor es más cercano

La confianza es la base del trabajo entre mentor y mentoree.

Hay que conocerse, apreciarse y dejar surgir toda la paleta de emociones que puede haber en una relación entre 2 personas.

De hecho, la palabra mentor viene de la mitología griega.

Ulises, cuando se fue a conquistar en Troya, dejó su hijo, Telémaco, en mano de Mentor, su amigo.

Mentor tejió con el tiempo una relación de confianza con Telémaco, donde las emociones se dejaban fluir. A consecuencia de ello, pudo transferir mejor sus conocimientos a Telémaco, que terminó siendo un gran rey.

Un mentoree debe sentirse muy inspirado por lo que ha logrado su mentor. En todas las facetas de su vida.

A primera vista mentoring y coaching pueden parecer sinónimos. Como has visto, son disciplinas distintas para situaciones distintas.

Por tanto, no hay vencedores ni vencidos en este combate de mentoring vs coaching.

Cualquiera de los dos puede ser útil para ti y tu negocio.

Si quieres un acompañamiento personalizado, nuestra mentoría La Zona es para ti.

Es un programa de mentoring para emprendedores que quieren escalar su negocio, contratar un equipo A y quitarse del medio.

En resumen, si quieres sistematizar tu negocio, trabajar menos y ganar más dinero, apúntate a La Zona.

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…

¿ERES COACH O CONSULTOR Y TIENES PROBLEMAS PARA CAPTAR CLIENTES?

Descubre el sistema premium de Clientes Bajo Demanda:

Convierte tus conocimientos en un negocio de 6 cifras

Genera un flujo de clientes previsible mes a mes

Empieza a elegir a tus clientes

Deja de vendes horas y haz escalar tu negocio