Prueba social: úsala para triplicar tus ventas

¿Por qué la prueba social es tan importante para poder ir escalando los ingresos en tu negocio?

Para tu negocio, el mejor marketing que puedes tener es un cliente que habla bien de los servicios que le has prestado.

Es un cliente feliz, un cliente que has transformado y que está entusiasmado por lo que ha logrado gracias a tus servicios.

Decir cosas buenas sobre ti mismo no funciona.

Tener a expertos que prescriben tus servicios es algo mejor pero no es definitivo.

En cambio, un cliente que —de forma casi espontánea— comparte su amor y su momento de felicidad gracias al servicio que le has brindado, no tiene precio.

Priceless, como dicen los norteamericanos.

Mucha gente comete el error de poner el foco en la generación de ingresos y en la captación de clientes sin tener esta prueba social.

Si estás arrancando desde la nada, por lo menos durante 3 o 6 meses, te recomiendo que pongas el foco en la producción de valor hacia el mercado.

Si arrancas desde la nada, tendrás que sembrar muchas semillas para que la gente poco a poco entienda lo que es tu propuesta, por qué eres distinto al resto del mercado, cuál es tu factor de diferenciación y pueda ver realmente qué le puedes aportar.

Ojo. no estoy diciendo que trabajes gratis.

Creo que esto es dañino para la autoestima.

Pero sí que puedes diseñar un paquete core y, a partir de ahí, para captar tus primeros clientes, ofrecer un descuento brutal del 50% poniendo a la gente en un grupo beta en el que vas a ir produciendo los contenidos de tu solución poco a poco con ellos, teniendo mucha interacción y feedback.

Por ejemplo, si tienes un programa que dura ocho semanas, vas a tener feedback cada semana, con preguntas y respuestas que te servirán para no dejar ninguna cuestión sin responder.

Es fundamental que tengas el foco puesto en hablar con tu cliente y en tratar de sistematizar y adaptar a tu oferta los comentarios que se derivan de esas conversaciones.

Mi recomendación es que respondas a todos los comentarios que puedan surgir.

En tu canal de Youtube, en Facebook o la gente que te contacta por correo electrónico.

Si ayudas a alguien a resolver un problema, aunque este problema sea muy pequeño, es probable que te responda a través de un mensaje agradeciéndolo y tú puedes usar ese mensaje —tal cual— como prueba social de tu trabajo.

Otra recomendación que te dejo de cara a sacarle jugo a la prueba social: es mejor compartir una captura de pantalla que un texto (aunque ese texto venga de la captura de pantalla anterior).

Sube ese mensaje, añádelo como una foto y luego, agrega algún comentario en el que se vea que estás contento por poder ayudar a estas personas.

La primera venta es seguramente la más complicada que vas a tener en toda la historia de tu negocio.

Tienes que afrontar este reto con la máxima confianza, pero te garantizo que una vez que consigues los primeros clientes te será mucho más fácil conseguir esta prueba social —estas referencias— que te ayudarán a captar a más clientes.

Como en muchas otras cosas en la vida, los primeros pasos son los más complicados de dar.

Mindset: pon el foco en ayudar.

No en generar dinero.

Y las cosas irán saliendo más fácilmente de lo que crees.

Imagen: Shutterstock

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…