2 técnicas poderosas y 1 consejo par lograr tus metas más ambiciosas

¿Cómo se come un elefante? Fácil, bocado a bocado.

¿Cómo se construye la Torre Eiffel o la Sagrada Familia? Pues pieza a pieza, ladrillo a ladrillo, no hay otra forma que hacerlo.

Así que, si quieres construir algo grande en tu vida, no tienes más opciones que aprender a coger una tarea grande e inasumible y aprender a cortarlo en trozos pequeños para ir avanzando hacia el objetivo.


El secreto para realizar cosas grandes: pasitos de bebé.

Todos los montañeros saben que cuando estás subiendo una montaña, si fijas la mirada hacia la cima, es posible que te quedes sin fuerzas y no logres coronar la cima.

Lo que hay que hacer en estos casos es bajar la vista al suelo y centrarse en el próximo paso.

El próximo paso a paso es el que te va a llevar a coronar la cima.

¿Cómo empezar a planificar aunque nunca lo hayas hecho antes?

A ver, ¿cómo podemos hacer para crear cosas muy grandes en nuestro negocio digital, sin riesgos de que estemos demasiados agobiados y demasiados preocupados por llegar a la cima y que finalmente no logremos nuestro objetivo?

Hay tres puntos que quiero presentarte a lo largo de este texto:

La técnica del retroplanning.

Quiero hablarte de esta técnica de trocear una tarea grande para poder avanzar a golpe de torsos mucho más asumibles. Y así conseguir un sistema de régimen y planificación para llegar hacia la cima.

Y quiero hablarte de aprendizaje porque nadie nace planificador, no existe esto, si no que esto se consigue a través de la práctica y que poco a poco lo hagas mejor.

Así que vayamos por partes.

Cuando quieres crear una cosa enorme, como por ejemplo, montar un negocio online, es fundamental que tengas la capacidad de entender cuál es la secuencia de acciones que tienes que hacer.

En este caso, si vas a crear un negocio, seguramente, tendrás que reflexionar sobre cuál es el mejor nicho de mercado para ti, cuál es la mejor oferta que puedes diseñar.

Una vez que tienes esto esté validado podrás construir un sistema de venta.

Podrías desarrollar un sistema de entrega de tu solución, que no dependa directamente de ti para terminar escalando tu sistema.

Es fundamental que entiendas cómo se desarrolla este proyecto.

Y que puedas ser capaz de crear una secuencia de bloques grandes para ir ejecutando uno tras otro, y así conseguir el sueño que tienes.

Entonces, la idea principal es trocear y crear una secuencia.

Una vez que tenemos el gran trozo, los demás trozos son completamente irrelevantes.

Tienes que poner el foco y toda tu energía en cumplir con cada uno de los elementos de este trozo.

Y así podrás ir completando todo los trozos.

¿Cómo lo hacemos?

Imaginamos que el primer trozo sea un bloque de tres o seis meses. Sigue siendo demasiado grande para asumir en un solo bocado.

Entonces, nos planteamos de nuevo:

Una vez que tienes claro lo que hay que hacer en este bloque vuelve a trocearlo.

Si por ejemplo es un bloque de seis meses, vamos a poner el foco primero en el primer trimestre y luego en el segundo trimestre.

En este primer trimestre tenemos que tener la capacidad de trocear estos elementos en mes 1, mes 2 y mes 3.

¿Qué sistema de revisión necesitas activar para poder monitorizar tus avances?

¿Y qué vamos a hacer? Centrarnos en cada momento.

Centrarnos en el presente, y bajar la mirada al suelo y centrarnos en avanzar paso a paso.

Resumiendo: trocear para tener bloques mucho más asumibles, haciéndolo en bloques de seis meses, tres meses y mes a mes.

Ahora que estamos en el proceso vamos a seguir troceando.

Semanalmente tienes que tener claro las tareas que tienes que cumplir.

Esto no es suficiente, no señor.

Vamos a seguir troceando en día, a partir de ahí sí tienes una unidad de medida que puedes controlar fácilmente y puedes asumir.

Las tareas que tienes que hacer en un día son las cosas que te permiten avanzar paso a paso hacia el objetivo.

No hay más secreto que esto.

Al principio esto puede generarte muchísimo miedo y más si es un terreno nuevo para ti.

Si sientes dudas, la respuesta más fácil y rápida es acudir a un mentor que te va a ayudar a tener claro lo que es el detalle de este plan.

Por un lado, tenemos un plan, el que nos va a permitir poder crear y construir un negocio digital y con el cual vas a tener que ejecutar este plan diario.

¿Cuál es la primera herramienta para construir esto?

Para poder ir trabajando en tu legado a través de este negocio, debes crear algo que dure en el tiempo.

Esto tendrás que trocearlo y poner el foco en las tareas que corresponden cada día, cada semana, cada mes, cada trimestre y cada año.

Puedes proyectarte así. Por ejemplo: decides tener dentro de 20 años, para tu jubilación, una capital de un millón de euros. Dirías, «esto es una tarea muy grande», para ello deberías detallar lo que son todas las acciones que van a permitirte llegar a este punto.

Deberías secuenciar estas acciones.

Si quieres tener un capital para poder disfrutar de tu jubilación, la mejor forma de conseguirlo es a través de un negocio y vender tu negocio en algún momento.

Ya hemos visto la primera técnica, que es la idea de trocear en trozos pequeños más sostenibles para poder avanzar hacia el objetivo.

Tienes que poner el foco en el camino que has recorrido, en vez de sentar la mirada en la cima.

En lo que te queda por recorrer, porque esto te generará energía negativa.

Energía tóxica.

Siempre estás sintiendo que te falta algo.

Nunca estás contento con lo que has hecho.

Pero si te das la vuelta… te darías cuenta que a lo mejor ya estás a 4500 metros y te queda muy poco para coronar una montaña de 6000 metros.

La técnica reveladora de retroplaning: cómo funciona y como ponerla en marcha en tus próximos proyectos.

Segunda idea, retroplanning.

Es muy útil para toda la gente que trabaja en un negocio en el que hay proyectos.

Te voy a dar dos ejemplos sin detallarlos demasiado.

Si por ejemplo, trabajas como diseñador web y tienes que entregar una web a un cliente, entonces tienes que empezar colocando la fecha de entrega de este proyecto.

El hito final.

Tenemos esta fecha y lo que hacemos es un retro planning.

Vamos un paso atrás.

¿Cuál es la etapa anterior? La etapa anterior, seguramente una semana antes, es tener un proceso de validación con el cliente.

Ver que todo está funcionando bien y hacer el cierre de proyecto.

La etapa anterior sería la puesta en producción de esta web.

Esto sería la validación interna por parte de este diseñador web, en un entorno de prueba, de que todo va bien.

La etapa anterior sería montar lo que es la web de WordPress, la plataforma WordPress con el tema que se ha diseñado, diseñar un theme WordPress, etc.

Para poder diseñar un theme WordPress, antes tenías que haber validado punto por punto los diseños gráficos con el cliente, etc.

A partir del resultado final, vas retrocediendo en el tiempo semana a semana para tener claro lo que son los elementos que tienes que hacer.

Los resultados que garantizan que esta web sea entregada en esta fecha.

Retroplanning.

Otra forma de verlo es:

Imagínate que a final de mes siempre haces un webinar, aquí tienes ya un dato importante: la fecha de tu webinar.

El día anterior tendrías que enviar un recordatorio a todos los que se han registrado.

El siguiente paso sería activar la campaña en Facebook unos 7 ó 10 días antes del webinar para poder tener suficientes personas que se registran en el webinar.

Hacer las correcciones a los correos de seguimientos previos, o post al webinar, o al propio webinar una semana antes, etc.

De nuevo partimos del resultado final y retrocedemos en el tiempo para poder determinar todos los elementos importantes que tienes que hacer.

Obviamente, este ejercicio lo puedes hacer a distintos niveles de complejidad.

Esto es algo que te va ayudar a tener todo más claro y organizado.

¿Cómo acelerar tu aprendizaje para ir planificando mejor?

Las revisiones son algo fundamental, porque es una herramienta de planificación.

Y ahora quiero hablarte del tercer elemento, que es la necesidad de aprender a trabajar con planificación.

Porque obviamente, al principio, cuando vas a empezar a trabajar con planificación, tus estimaciones van a hacer erróneas, ley de vida.

Lo normal es que te vas a pasar de optimista.

¿Cómo utilizar el factor PI (3,14) en tu planificación de proyectos innovadores?

Os decía que cuando trabajo con gente que no sabe muy bien lo que tiene que hacer, hay que aplicar el factor Pi, 3.14.

Es decir, si tú estimas que son dos horas, seguramente van a ser seis.

Uno tiene que aprender hacer estas cosas.

Es importante que te des algo de tiempo para poder trabajar correctamente con estas herramientas.

Siempre que tengas que hacer algo deberías tener una columna que dice la estimación en horas para registrar estas tareas.

Y luego, cuando lo hayas completado, ver si más o menos vas en línea y valorar si te has pasado de pesimista u optimista.

Te garantizo que si con tu negocio, al final lo que haces es entregar una única solución al mercado, con el paso del tiempo irás muy rápido.

En tres meses puede que ya tengas muy claro el tiempo que requiere cada una de las tareas que tienes que hacer para tus clientes y ya no te vas a equivocar.

Lo complicado de trabajar con herramientas de planificación de proyectos es cuando estás haciendo cosas que nunca has hecho antes, todo es nuevo y ahí es donde se dispara el riesgo.

Y es ahí donde deberías poner unos márgenes para tratar de no equivocarte demasiado.

Planificar es fundamental porque si no planificas no vas a saber dónde poner el foco.

Dicho esto, no deberías tampoco pasarte siete mil pueblos y estar planificando todo el día sin nunca ejecutar el plan.

Porque realmente el valor de un plan es cuando lo ejecutas y lo vas ajustando.

Ningún plan resiste más de cinco minutos a la realidad del mercado o de un proyecto nuevo.

Está bien tener un plan, tener unas estimaciones, pero realmente lo que vale es tu ejecución del plan.

Los 3 parámetros incompatibles de la gestión de proyectos.

Y como en cualquier proyecto, aquí hay tres parámetros distintos que son difíciles de conciliar.

Los recursos: Las personas con las que cuentas para ejecutar este proyecto.

El tiempo.

Y buena calidad del producto.

Estos son los tres elementos que tienes que manejar en cada momento.

Es completamente normal que cuando estás trabajando con proyectos tengas que reajustar tus planes.

Debes tener en cuenta que estás trabajando con un material humano y los humanos fallan.

Hay problemas en organización, hay gente que enferma, que no está, y todo esto…

Así que es importante ajustar este tipo de cosas.

Pero si quieres hacer algo grande en tu vida, si tienes un objetivo ambicioso, no puedes quedarte ahí mirando este gran objetivo sin tratar de hacer estas cosas que te he comentado.

Trocear, usar el retroplanning y aprender a planificar y mejorar tu capacidad de planificación.

 

 

Imagen de Shutterstock

 

 

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…

Haz mucho más
con menos

Descubre cómo automatizar tu negocio para vender más mientras trabajas menos, reduciendo tu estrés a un nivel homeopático. Usa el poder del 1…